DESCALCIFICADORES DE AGUA Y EQUIPOS DE ÓSMOSIS

DESCALCIFICADORES DE AGUA Y EQUIPOS DE ÓSMOSIS

¿Cómo funcionan los descalcificadores de agua y equipos de ósmosis? ¿En qué se diferencian? En esta entrada de blog te lo explicamos todo.


DESCALCIFICADORES DE AGUA

¿Para qué sirven y por qué utilizar los descalcificadores de agua?

Los descalcificadores de agua son sistemas antical de tratamiento químico. Es decir, retiran la cal del agua mediante procesos químicos.

Son aconseja utilizarlos ya que los electrodomésticos que dependen del agua pueden llegar a tener una vida útil más larga y se ahorra mucha más energía que sin ellos.

¿Cómo funcionan los descalcificadores de agua?

Los descalcificadores de agua trabajan por procesos o etapas:

  1. Proceso de intercambio iónico: consiste en un intercambio de diferentes iones. Utilizando resinas que tienen la capacidad de capturar los iones de calcio (la cal) y los de magnesio, los elimina de forma efectiva y segura. El descalcificador lleva incorporadas las resinas en una columna contenedora, de forma que al pasar el agua por él, recoge los iones de calcio y libera los de sodio.
  2. Proceso de regeneración: La resina del aparato descalcificador no puede soportar o retener de forma ilimitada iones de cal y magnesio, de forma que la cantidad de agua que limpia es limitada. Entonces, la descalcificadora libera los iones de cal y magnesio capturados en la primera parte del proceso y los envía al desagüe.

EQUIPOS DE ÓSMOSIS.

¿Para qué sirven y por qué utilizarlos equipos de ósmosis?

Los sistemas de ósmosis son mecanismos de tratamiento de agua, sistemas de filtración de agua que se ayuda de la presión de la misma.

Es un sistema de purificación o limpieza de agua. Elimina los elementos contaminantes, (cloro, plomo, virus o bacterias) y proporciona agua apta para el consumo.

¿Cómo funcionan los equipos de ósmosis?

Su resultado es mucho más apropiado. Los equipos de ósmosis, ayudándose de la presión del agua, la conduce hasta una membrana semipermeable (membrana de ósmosis) y la hace pasar desde una solución poco concentrada hasta otra más salina.

De esta forma, equilibra las concentraciones, obteniendo un agua más pura y libre de partículas contaminantes.

Al igual que los aparatos descalcificadores de agua, los elementos desechados, son desalojados por el desagüe.

En todo este proceso intervienen una serie de filtros diferentes y el acumulador, donde finalmente se almacena el agua preparada para ingerir.

Al no utilizar ningún elemento químico, como en el caso del intercambio de iones de las descalcificadoras, se trata de un sistema respetuoso con el medio ambiente, con el que, además, se ahorra en consumo de energía.

Valora nuestro post